El Blog del museo Picasso de Barcelona

Exploramos la técnica de la litografía a través de las experimentaciones de Picasso

El desarrollo de Picasso como grabador fue extraordinario y, como en otras facetas de su producción artística, traspasó fronteras, rompiendo con las pautas de ejecución del oficio tradicional.

La selección de litografías que presentamos en la sala de grabados del museo con el título de «Picasso, litografías» es una magnífica excusa para adentrarse en el mundo de las técnicas pictóricas a través de las artes gráficas.

Pablo Picasso, Françoise, 1946. Litografía tirada sobre papel. Museu Picasso Barcelona

La selección  es un rico muestrario de medios que Picasso supo combinar sabiamente, dominando los recursos que le proporcionaban las herramientas tradicionales, como el lápiz y el pincel, y aprovechando su conocimiento de las posibilidades plásticas de las tintas y las aguadas.

Sus grabados en técnica litográfica evolucionaron de un trabajo de trazo lineal (que provenía de su iniciación a principios de siglo con la punta seca y el aguafuerte) a unas litografías de carácter mucho más pictórico, basadas fundamentalmente en el gesto y la pincelada.

Un análisis detallado de las obras nos ha permitido profundizar sobre las técnicas que Picasso utilizó y sobre todo ha puesto de relieve los procesos innovadores y experimentales usados ??por el artista. Los resultados de esta investigación han sido tan amplios que se ha incorporado a la muestra un panel que recoge los principales procedimientos usados, ilustrados perfectamente en las obras expuestas.

Imágenes del panel con la descripción de algunos de los procedimientos utilizados por Picasso

Este panel contiene la descripción técnica ampliada de algunas de las obras que se exponen en las salas. Podemos ver qué litografías se hicieron con lápices litográficos, con tintas, a través de la aguada, a pincel, o con el frottage entre otros, y cuándo el trabajo era sobre la piedra litográfica o la plancha de zinc.

El museo nos hemos puesto también en contacto con diferentes profesionales y artistas relacionados con las artes gráficas. Esta confluencia entre el procedimiento litográfico, los materiales y los talleres de estampación ha generado un apartado más didáctico y técnico en el marco de la exposición.

Fotografía de una de las salas del gabinete de grabados del Museu Picasso

Planteado como espacio introductorio de la muestra, antes de contemplar las obras nos encontramos – como si se tratara de la mesa de trabajo -, con una vitrina que muestra un conjunto de herramientas y materiales necesarios para producir una litografía, como los lápices litográficos, las tintas de impresión, el rodillo, los pinceles, la plancha de zinc, entre otros.

La «mesa» con los materiales incluye una piedra litográfica, que ha sido trabajada por el artista Joan Barbarà, a partir de una imagen de un retrato, un busto de mujer (de Françoise Gilot) que hizo Picasso en junio de 1946 y que se expone en las salas.

Fotografía de detalle de la vitrina con herramientas y materiales litográficos cortesía de la empresa Igoli y piedra litográfica cortesía del Artista Joan Barbarà

También se han incorporado imágenes del Atelier Mourlot de París, donde Picasso realizó gran parte de las estampas, que complementan el ámbito con una visión más cercana de los talleres de la época.

Años más tarde, en la década de los 60, vemos como cerró el ciclo de la producción gráfica con un nuevo procedimiento, el linograbado, en una confluencia de caminos entre la forma plana y el color… pero eso lo veremos en una próxima exposición del museo.

Reyes Jiménez y Ana Vélez
Departamento de Conservación Preventiva y Restauración

Atelier Mourlot París, circa 1950 i 1956. Cortesía de la Galería Mourlot de Nueva York

Conjunto de fotografías del Atelier Mourlot de París entre 1946 y 1952. Cortesía de la Galería Mourlot de Nueva York

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *