El Blog del museo Picasso de Barcelona

e-entrevista con Nina Simon para el Museu Picasso

Conocí a Nina Simon en Indianápolis en el Congreso Museums and the Web 2009, pero ya había estado leyendo su blog instructivo e ingenioso, MuseumTwo, desde hace bastante tiempo. Precisamente por este blog ganó un Premio en el MW09 Best of the Web. Como ya hemos ido difundiendo, nos complace mucho dar la bienvenida a Nina a nuestro museo, donde dará una charla el miércoles 17 de noviembre de 2010.

Nina acaba de publicar su primer libro hace unos meses, The Participatory Museum. Podéis leer una reseña en un artículo que escribimos recientemente. Tuve la oportunidad de entrevistar a Nina antes de que viniera a Barcelona. Aquí tenéis la entrevista:

¿Cuáles son las principales características de un Museo Participativo?

Un museo participativo es una institución que está dispuesta a descubrir las vías para que los visitantes y miembros de la comunidad contribuyan a mejorarla, a hacerla más eficaz. Es un museo que respeta a los visitantes como público con ideas útiles para ofrecer. Es un lugar donde el personal está muy predispuesto a encontrar las mejores formas para incorporar la creatividad de los visitantes, sus conocimientos y su experiencia a los objetivos institucionales.

Los museos están empezando la transición de centrarse en el objeto a centrarse en el público. Esta evolución no avanza sin fricciones. ¿Qué estrategia recomendarías para un buen proceso interno en los museos que se plantean abrir la institución a un funcionamiento más atractivo / participativo?

Muchos museos requieren que cada miembro del personal – administrativos, comisarios, directivos, ¡todo el mundo! – pase más tiempo en contacto directo con los visitantes. Si se está centrado en la audiencia, se debe estar pensando en públicos todo el tiempo a medida que se van tomando decisiones que les afectan. Cuanto mejor conozcas al público (y más te preocupas por él), más exitoso será trabajar con los miembros del personal para lograr objetivos comunes en torno a la creación de una experiencia centrada en el público.

Tate Modern Londres. Fotos: Conxa Rodà

Una cosa que he aprendido mientras aplicaba iniciativas 2.0 en nuestro museo es que incluso en un ámbito tan informal como el de las redes sociales, todo lo que se hace debe estar muy bien planificado para tener éxito. Lo mismo sucede con los procesos de participación: aunque flexibles y adaptativos, requieren una dedicación bien planificada, cuidada y sostenible durante todo el proceso, ¿verdad?

Por supuesto. Como Studs Terkel solía decir sobre la realización de buenas entrevistas de radio: «Prepara, prepara, prepara, y luego improvisa». Una buena planificación ayuda a que tanto el personal como los visitantes se sientan seguros de que saben lo que hay que hacer para obtener un buen resultado. A menudo, las personas se sienten más cómodas siendo creativas dentro de límites especificados que en un entorno completamente abierto.

Big Draw Barcelona 2010. Foto:  Jordi Mota

¿Qué recomendarías a los Museos hacer cuando empiezan a involucrar a los visitantes?

¡Ir a las salas y hablar con ellos! Si pasas tiempo con los visitantes, viendo las cosas con sus propios ojos, muy pronto empiezas a entender sus intereses y a enfocar de las cosas desde su perspectiva. Cuando se trata de invitar a los visitantes a participar, sólo se activarán si la actividad les es realmente atractiva y satisfactoria. Es necesario comprender lo que les motiva e interesa para diseñar algo que sea atrayente.

¿Qué recomendarías a los Museos NO hacer cuando empiezan a involucrar a los visitantes?

No ser falsos. Los visitantes pueden notar cuando un museo les pide su opinión, pero realmente no les importa su respuesta. En mi experiencia, los proyectos participativos menos exitosos son aquellos en los que el personal no desea realmente ni necesita las contribuciones que solicita del visitante. Ésta es una cuestión básica de respeto del tiempo de los visitantes y su energía. Aplicándolo a un contexto profesional: nunca le pedirías a un compañero de trabajo que prepare un informe u ofrezca su opinión si no te va a ser útil. Debemos tratar a los visitantes con este mismo respeto básico.

Una dificultad añadida para los museos de arte contemporáneo, respecto a los de ciencia o de historia, es que los derechos de autor no suelen ser propiedad del museo, sino de los artistas o de la entidad gestora de los derechos de artista. En el libro, se puede percibir una cierta irritación hacia los museos que no permiten a los visitantes hacer fotografías, incluso sin flash. La verdad es que en la mayoría de los casos no es la política del museo, sino la obligación de éste de no permitir el uso público de las imágenes. Se trata de un verdadero muro contra las fotografías y los vídeos de los visitantes.¿Alguna sugerencia?

Este es un gran problema. La única forma real de tratarlo que he visto en algunas instituciones es enseñar a los prestamistas y a los artistas los beneficios de la relajación de las políticas de las fotografías. Si esta discusión se convierte en parte de todas las negociaciones del contrato, por lo menos el museo se encuentra en una posición informada para decidir si un artista o un trabajo vale la pena dadas las metas de conseguir la implicación activa del público.

Cabecera del blog MuseumTwo

Has estado blogueando en MuseumTwo durante más de 4 años, cuando el concepto mismo de 2.0 era aún bastante desconocido. Han evolucionado los usuarios, has percibido una evolución en el enfoque de los usuarios del Museo 2.0?

¡Por supuesto! Cuando empecé en 2006, la gente seguía preguntando, «¿Qué es la Web 2.0 y para qué puede serme útil en este museo?» Y luego empezaron a preguntar, «¿Cómo puedo tener un motivo para que podamos empezar a probarlo?» Ahora, en los dos últimos años, han comenzado a preguntar: «¿Cómo podemos hacer los proyectos más elaborados, con más éxito, y cómo los vamos a evaluar?» He visto una explosión de trabajo en esta área y me emociona formar parte de un movimiento de este tipo.

Muchas gracias, Nina, ¡nosotros también estamos encantados de formar parte de ella!

Conxa Rodà
Coordinadora de proyectos

¿Habéis desarrollado alguna experiencia participativa en vuestro centro o habéis estado participando como visitantes?

¿Qué querríais preguntarle a Nina Simon? Hacednos llegar vuestras preguntas vía este blog o vía Twitter a @museupicasso y se las plantearemos el miércoles en el turno de debate.

3 Comentarios
  • Mar Sánchez
    noviembre 17, 2010

    Moltes gràcies Conxa per compartir aquesta entrevista! Esperem aprendre moltes coses en la xerrada d’avui!!

  • Soledad Gómez Vílchez
    noviembre 17, 2010

    Muchas gracias al Museo Picasso por hacer extensible la charla de Nina Simon a los que nos encontramos fuera de Barcelona.

    Quisiera poder hacerle una pregunta:

    Muchos museos son reacios a asumir modelos participativos por un miedo a la «pérdida de control» que supone que el visitante pueda ser también parte activa de los procesos, ¿qué les dirías a los representantes de este tipo de instituciones para conseguir que dejaran a un lado sus reticencia y cambiaran su idea de museo?

  • Museu Picasso
    noviembre 17, 2010

    Nina: creo q hay museos que recelan de la posible pérdida de «autoridad». Hay muy buenas experiencias, incluso en otros ámbitos, como la prensa, en que los usuarios pueden dejar sus comentarios y en ningún momento el lector se confunde respecto cuál es la voz del periódico y cuál la de los lectores. Los museos pueden hacer igual. El museo conserva su «autoridad» científica, pero abre la puerta a la participación. De este modo los museos peuden iniciar su camino a la particiapción e ir creciendo des de allí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *