El Blog del museo Picasso de Barcelona

Picasso y los libros de artista

El trabajo y el interés de Pablo Picasso por el mundo de la edición es un ámbito no demasiado explorado y que nos depara numerosas sorpresas, tanto en el terreno de la edición corriente, como más especialmente en el de la bibliofilia. Y es en este ámbito donde, obviamente, encontramos los proyectos más personales. Interior del catálogo razonado de obra gráfica: Brigitte Baer, ??Picasso, peintre graveur: vol. 3. Berna, Kornfeld, 1986 (más…)

La nueva Guía de la colección del Museu Picasso

Con sus más de cincuenta años de historia, el Museu Picasso es aún un museo por descubrir. Y lo es porque, a pesar de que la mayoría de las obras de la colección le pertenecen desde hace mucho tiempo, las miradas de los conservadores y de los investigadores ?y también las de los propios visitantes? consiguen renovar de forma permanente el conocimiento y la percepción que podemos tener de ellas. (más…)

El deseo atrapado por la cola de Picasso en el Club de Lectura

Para nuestra primera sesión del Club de Lectura de 2014 pudimos contar con la presencia de Emili Manzano con quien hablamos de El deseo atrapado por la cola, obra teatral escrita por Picasso en 1941 y representada famosamente en 1944. Decimos famosamente porque la representación en sí misma (en casa de Michel y Louise Leiris e interpretada por Sartre, Simone de Beauvoir, Raymond Queneau, Dora Maar y Albert Camus ante Jacques Lacan, Henri Michaux, Georges Bataille y Claude Simon, entre otros nombres de la intelligentzia parisina del momento) se concibió desde el primer momento como una afirmación artística, política e ...

La familia de mi padre y la construcción de la ciudad en el Club de Lectura

Una de las maneras más habituales de pensar sobre una obra o sobre un autor consiste en vincularlos con su entorno, lo que, a menudo, resulta en una reflexión sobre la ciudad en que estas obras fueron producidas. No es una trivialidad, el arte moderno se ha demostrado inseparable del destino de una París o de una Nueva York. Pero ¿qué decimos cuando decimos ciudad? ¿Nos referimos meramente a una organización de espacios y de superficies? ¿O, más bien, apuntamos hacia una secreta cartografía emocional? ¿Hasta qué punto una ciudad está más hecha de palabras - dichas, oídas, repetidas - ...