El Blog del museo Picasso de Barcelona

Cien años del regalo del Arlequín

El Arlequín es una de las pinturas más emblemáticas del Museu Picasso, un cuadro del que no se puede prescindir en una antología de la colección permanente. Además de su importancia dentro del canon de las obras más destacadas del Museu, el cuadro es muy preciado para esta institución dado que fue el primer regalo que Picasso realizó a los Museos de Arte de Barcelona, ciudad en la que se formó y consolidó como artista. Ahora el Museu celebra el centenario de esa donación pionera del año 1919. Picasso había pintado el cuadro dos años antes en Barcelona, durante su estancia entre junio y noviembre de 1917, con motivo de la actuación en el Teatro del Liceu del ballet Parade con la compañía de los Ballets Rusos de Sérguei Diáguilev. El pintor había diseñado el vestuario y el telón de boca del espectáculo y venía acompañando la gira de la compañía, enamorado ya de quien iba a convertirse en su primera esposa, la bailarina Olga Khokhlova.

Pablo Picasso.  Arlequí (Leonide Massine). Barcelona, 1917. Óleo sobre tela. 116 x 90 cm.  Museu Picasso, Barcelona.  Aportació de l’Ajuntament de Barcelona, 1963. Foto: Estudi Gasull. MPB 10.941

Precisamente el joven rubio de posado melancólico vestido de azul, verde y rosa salmón que hizo  de modelo para el Arlequín es el coreógrafo y primer bailarín de la compañía de Diáguilev, Léonide Massine, que se había convertido en un buen amigo de Picasso en Roma. Los esbozos para la obra y el gran parecido con el rostro del bailarín moscovita lo corroboran, aunque Josep Palau i Fabre aseguró que Picasso le negó que se tratase de un retrato de Massine.

Estudio preliminar de la obra. Pablo Picasso. Cabeza de Arlequín (Léonide Massine). Barcelona, (junio-julio de 1917). Guaix sobre cartó. 30,4 x 22,7 cm. Museu Picasso, Barcelona. Donació Pablo Picasso, 1970. MPB 110.231. Fotografia, Gasull Fotografia

La iconografía del arlequín, uno de los personajes arquetípico de la Commedia dell’Arte, ya era recurrente en la obra de Picasso, sobre todo durante la época rosa. Picasso ejecuta este retrato con un estilo figurativo, casi rozando el academicismo, en un momento en el que pintor combina las obras cubistas con otras de más clásicas. Por otro lado, cuando se pintó, el Arlequín barcelonés se adaptaba perfectamente a los gustos artísticos predominantes en Barcelona. El cuadro ingresó en el museo en 1963, en su primera apertura, dado que las obras de Picasso que ya pertenecían a los museos municipales se fueron incorporando a la colección.

El Museu celebra ahora el centenario de la donación de Picasso con una serie de actividades. Ayer, 14 de mayo, exploramos en una mesa redonda la evolución de la figura del arlequín en la obra picassiana, con la participación de Malén Gual, conservadora de la colección del Museu; Vicent Llorca, director de la revista Zirkòlika; Raffaele de Ritis, especialista en circo y Commedia dell’Arte; y Ferruccio Soleri, actor arlequino en el Teatro Piccolo de Milán de 1959 a 2017, moderados por el director del Museu, Emmanuel Guigon.

Cartel del centenario de la donación del Arlequín

Además los días 14, 15, 16 y 17, así como el día 18 de mayo, coincidiendo con el Día de los Museos, el público del Museu se encontrará en las salas de la colección permanente y en la planta baja con personajes de la Commedia dell’Arte y del circo que realizarán acrobacias, bailes, malabares y títeres. Para esta ocasión hemos invitado a artistas del Circ Xic, Aurora Caja, Zero en Conducta, Dídac Cano, Kari Panska ya a las bailarinas rusas de Shansa.

La celebración pondrá su punto final a lo largo de la mañana del domingo día 19 de mayo en la plaza Sabartés (acceso libre), con actividades para toda la familia y varios talleres a cargo de Papallona Circus, talleres de máscaras con Anna Chwaliszewska, un taller de dibujo dirigido por Anna Tamayo y un taller de vestuario a cargo de Sansha. Asimismo, al mediodía se podrá disfrutar también de un espectáculo al mediodía en el que varios personajes de la Commedia dell’Arte como el Arlequín, la Colombina y el Pierrot, entre otros personajes circenses, harán de las suyas en la plaza Sabartés.

 

Redacción del Museu

Contenidos relacionados

Publicación digital «El Arlequín 1919-2019″

 

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *