El Blog del museo Picasso de Barcelona

«Sabartés por Picasso por Sabartés», historia de dos amigos inseparables

«Sabartés por Picasso por Sabartés», historia de dos amigos inseparables

 

Este año se han cumplido 50 años de la muerte de Jaume Sabartés, figura esencial en la vida de Pablo Picasso y artífice de la fundación del Museu Picasso de Barcelona. Por ese motivo, desde el 23 de noviembre, le rendimos homenaje en la exposición «Sabartés por Picasso por Sabartés», que indaga no solo en la amistad que mantenía con el maestro cubista, sino también en su trayectoria como biógrafo, escritor, traductor, profesor e intelectual.

Sabartés y Picasso nacieron en el mismo año, en 1881, y se conocieron en Barcelona en 1899, cuando ambos eran estudiantes de La Llotja. La sintonía entre los dos fue inmediata y pronto se convirtieron en miembros habituales de las reuniones de los Quatre Gats, estableciendo vínculos de amistad comunes con Manuel Pallarès, Sebastià Junyer o Àngel Fernández de Soto, entre otros jóvenes artistas. Desde ese momento y hasta la muerte de Sabartés, en el año 1968, fueron inseparables, aunque, en varias etapas, estuvieron geográficamente separados, a muchos quilómetros de distancia.

En la exposición hemos reservado un lugar destacado para la relación epistolar que Sabartés y Picasso mantuvieron entre el año 1905 y el 1967. A partir de la apertura del archivo de correspondencia de Sabartés que llevamos a cabo a principios de año y gracias también a la colaboración del Musée National Picasso Paris, hemos podido realizar una selección de cartas que evidencia la complicidad, el afecto e incluso la ironía que cimentó su amistad.

 

«Sabartés por Picasso por Sabartés», historia de dos amigos inseparablesPablo Picasso: Composición humorística. Jaume Sabartés y Jacqueline Pierreux, c. 1957. Lápices grasos de colores sobre papel impreso de revista. 35,3 x 26,2 cm. Museu Picasso, Barcelona. Donación Jaume Sabartés, 1964. MPB 70.676. Crédito de la foto: Museu Picasso, Barcelona. Fotografía, Gasull Fotografia.

 

Hay un lugar para el humor en los retratos que Picasso dedicó Sabartés a lo largo de su vida, en los que parodia a su amigo y lo convierte en un fauno, en un sátiro o en un poeta decadente. A veces ese humor llega a ser sexual y grosero, con un tipo de burlas que denominaban «cosas de trempar y reírse». En la exposición, podemos ver algunos ejemplos de esas mofas, como pueden ser las composiciones en las que Picasso dibuja a Sabartés flirteando con pin-up girls recortadas directamente de revistas como Vogue y Ciné-Révelation.

Sin embargo, como íbamos explicando, «Sabartés por Picasso por Sabartés» reivindica la faceta profesional de Sabartés más allá de su condición de confidente del mito. Así, la muestra destaca su importancia como divulgador y biógrafo de Picasso, que se cristalizó con la publicación de uno de sus libros más conocidos: Picasso, retratos y recuerdos, traducido al francés, al inglés, al italiano, al alemán y al japonés. Asimismo, también se analiza con más profundidad su etapa en Guatemala, donde vivió a lo largo de más de veinte años. Sabartés se integró en el círculo de intelectuales del país y colaboró, además con periódicos como El Comercio, el Diario de los Altos y la revista Juan Chapín.

 

«Sabartés por Picasso por Sabartés», historia de dos amigos inseparables

 

Por otro lado, se ha reservado un espacio en la exposición para explicar cómo Sabartés impulsó la creación de un museo dedicado a Picasso en la ciudad de Barcelona. Un proyecto ambicioso y complicado dado el posicionamiento político de Picasso, que era contrario a la dictadura de Franco de forma manifiesta, pero que, a pesar de todo, se pudo llevar a cabo finalmente gracias a la colaboración del Ayuntamiento y de otras instituciones de la ciudad. El Museu abrió sus puertas el 9 de marzo de 1963 y, paso a paso, se amplió su colección con obras donadas directamente por Picasso y Sabartés.

«Sabartés por Picasso por Sabartés» está comisariada por Emmanuel Guigon, director del Museu Picasso Barcelona, y Margarida Cortadella, responsable de la biblioteca. La exposición se puede visitar hasta el 24 de febrero de 2019. Con la entrada a esta muestra, también se puede acceder a la exposición «Pablo Picasso y los editores Gustavo Gili», que se puede ver durante las mismas fechas. Para quien no quiera perderse el más mínimo detalle, se ofrece la posibilidad de reservar una visita guiada conjunta a las dos exposiciones.

Más información:

 

Redacción del Museu

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *