El Blog del museo Picasso de Barcelona

Dos retratos de personaje desconocido

Con motivo de la rotación de las obras de la colección permanente del museo, se han seleccionado para ser expuestos dos retratos de juventud de un mismo personaje, que no habían sido mostrados al público en los últimos años. Ambas obras pertenecen al legado que Picasso donó a la ciudad de Barcelona en el año 1970.

 

Antes de volver a exhibirlas, se llevó a cabo un proceso de restauración que conllevó el necesario estudio de la documentación fotográfica existente de 1970, la cual ofrece una información privilegiada sobre el estado de las obras, anterior a la restauración realizada en los talleres del Museo de Arte de Barcelona (actualmente el Museu Nacional d’Art de Catalunya). Estos positivos en blanco y negro de 1970 provienen del fondo Francisco Melich conservado en el archivo del Museu Picasso.

 

La observación atenta de esta documentación revela que las telas eran fragmentos que no estaban montados sobre bastidores; presentaban marcas de chinchetas sobre el borde superior que indican el modo de sujeción a un soporte rígido durante la ejecución de las pinturas. Los pliegues y pérdidas de materia son el testigo de las vicisitudes de estas dos telas conservadas en el domicilio familiar a lo largo de los años hasta la donación. Una reserva de pintura en este mismo borde evidencia la traza de una pinza que completaba la sujeción en el momento de ser pintado. ¿Puede esta pequeña reserva indicar que inicialmente el fondo fuese oscuro, como en el retrato del personaje de frente realizado en poco tiempo de intervalo? ¿Estaríamos frente a un estudio de retrato, de frente y de perfil, de un compañero de academia antes de su viaje a Madrid?

La inscripción en el retrato de perfil de personaje desconocido localiza y data la obra en «Barcelona marzo 1897». Hasta el momento se arrastraba un error de lectura que lo fechaba en 1899, año en el cual el pintor residía en Barcelona. No obstante en 1897, se sabe que Picasso ingresa en la Academia de San Fernando en Madrid. Este período madrileño transcurrió de octubre de 1897 a junio de 1898 y supuso un cambio en su obra.

 

Detall de Retrat d'un desconegut

 

El examen y estudio de estas dos obras han permitido identificar los procesos llevados a cabo en la restauración de los setenta: ambas telas fueron enteladas y montadas sobre bastidores españoles ligeramente más grandes que las telas originales. Fueron estucadas localmente en las zonas de pérdidas y posteriormente reintegradas.

Las dos obras presentaban un barniz oxidado. En el caso del retrato de perfil los estucos estaban desnivelados y el magnífico fondo naranja era lo más dañado estéticamente, debido a los retoques alterados.

El retrato de frente apenas presentaba pérdidas de materia. En las dos obras se ha llevado a cabo una limpieza con disolventes y se han eliminado los antiguos estucados. Posteriormente se han estucado y reintegrado.

La intervención actual nos ha permitido lograr la recuperación de la unidad cromática en las dos obras. El retrato de frente, a pesar de estar pintado sobre un fondo oscuro, ha ganado en matices y el retrato de perfil ha recuperado el fondo naranja luminoso y potente que prefigura quizás los atrevimientos del genio malagueño.

 

 

 

 

Blanca López de Arriba

Restauradora de pintura

 

2 Comentarios
  • Sílvia Company Salip
    mayo 7, 2016

    Bona tarda,

    Només volia dir-los que hi ha un error en els anys que diuen que Picasso va viure a Madrid (parlant dels retrats del desconegut que es van incorporar recentment a la col·lecció), que es veu clarament que ha estat per descuit: «Aquest període madrileny va transcórrer de l’octubre de 1887 al juny del 1888 i va suposar un canvi en la seva obra».

  • Museu Picasso
    mayo 9, 2016

    Gràcies Sílvia! efectivament ha estat un «error de picatge». Ja està corregit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *