El Blog del museo Picasso de Barcelona

El avance de la imagen digital en el Museu Picasso

En el año 2010 comencé mi andadura como Técnica de Laboratorio de Control de Imagen Digital en el Centro de Conocimiento e Investigación del Museu Picasso a raíz de los acuerdos tomados entre el museo y el Centro de la Imagen y la Tecnología Multimedia (CITM) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).
Imprimir

Esquema de un mapa de bits que simula la cuadrícula de las unidades más pequeñas de la imagen. Cada pixel contiene valores R,G,B

Entre estos acuerdos se establece el protocolo para la reproducción de obra original de Picasso. Este protocolo es muy exigente en cuanto a la calidad requerida en el equipamiento, flujo de trabajo y resultado final de las imágenes, y nace de la necesidad de establecer unos criterios de trabajo al más alto nivel ya que se trata de proteger y difundir la colección de obras de Picasso que el museo alberga.

Uno de los criterios de extrema importancia en la reproducción de obra original de Picasso es mantener la percepción del color de la obra original de forma constante a lo largo del flujo de trabajo entre los distintos dispositivos que se utilizan para ello. La diferente naturaleza y construcción de estos dispositivos genera diferencias en la interpretación del color. Los resultados en la percepción del color no son homogéneos, es decir, los espacios de color de entrada ó de salida no coinciden.

La gestión de color se ocupa de controlar estas variaciones y permite establecer equivalencias entre los distintos lenguajes de interpretación con los que trabaja cada dispositivo -­los perfiles ICC que explicamos más adelante-­.

En una película fotográfica la unidad más pequeña que se puede encontrar es el grano de haluro de plata. En la fotografía digital, la unidad más pequeña es el pixel. Una imagen hoy es un enorme mosaico lleno de millones de píxeles, un mapa de bits. Cada píxel contiene la información de color, una suma en diferentes proporciones de los colores primarios rojo, verde y azul (RGB). Es un modelo de color basado en la síntesis aditiva.

Imatge digital_02

Para mantener la percepción del color de la obra necesitamos los perfiles ICC de los dispositivos de entrada y salida que intervienen en la digitalización del original

En la fotografía digital el flujo de trabajo para reproducir una obra de arte pasa en primer lugar por el uso de la cámara fotográfica para captar la imagen del objeto. Este dispositivo de entrada incorpora un filtro llamado Bayer que permite captar la señal RGB y la transforma en un valor numérico absoluto. En segundo lugar visualizamos y procesamos la imagen en un monitor. Este dispositivo de salida interpreta el valor absoluto y visualiza un color RGB. Por último la imagen procesada llega a una impresora inkjet, un dispositivo de salida, que interpreta el valor absoluto y lo traduce a valores Cyan, Magenta, Amarillo y Negro (CMYK). Es un modelo de color basado en la síntesis sustractiva.

El Consorcio Internacional del Color creó el concepto de perfil ICC. Los perfiles ICC, tanto genéricos como de dispositivo, permiten contener estos cambios en la interpretación y ajustan del mejor modo posible las distintas lecturas con las que trabajan los dispositivos. Es muy importante entender que cada perfil ICC generado es único para un aparato concreto y permite preservar el color de la obra original.

Imatge digital_03

La lectura se realiza a través del espectrofotómetro. Si la verificación es correcta podemos imprimir la etiqueta que confirma el resultado

La gestión de color programada en el protocolo del Museu Picasso permite crear y aplicar los perfiles ICC de entrada y salida adecuadamente. Una vez aplicados, el siguiente paso es el proceso de verificación y certificación de una prueba de color (hard proof). Este paso consiste en validar los resultados imitando la salida que obtendrá la imprenta. Las impresiones se gestionan a través de un software RIP (Rastered Image Processing). Este software añade a la tarea de imprimir una imagen, una tira de control en el margen del papel. La certificación de las pruebas depende del resultado de la lectura de la tira. Si los resultados son positivos la verificación termina y el último paso es la comparación con la obra original. La imagen está lista para enviar a la imprenta.

Hoy día podemos decir que el protocolo para la reproducción de obra original que el Museu Picasso aplica sobre sus imágenes proporciona un control férreo del flujo de entrada y salida de las mismas y garantiza la reproducción fiel de la obra de Picasso de nuestra colección.

Raquel Revuelta
Técnica de Laboratorio de Control de Imagen Digital

4 Comentarios
  • Andrés Morón
    diciembre 11, 2014

    Molt i molt interessant!! gracies.
    Per quan una demostració presencial? 😉

  • Raquel
    diciembre 12, 2014

    Moltes gràcies pel teu interès, Andres, i tant de bo que algun dia puguem fer alguna cosa presencial, tot arribarà! 😉

  • Alfonso Quilodran
    enero 15, 2016

    Muy buen Trabajo Raquel.
    Felicitaciones!!

  • andres hernandez
    agosto 25, 2016

    Buenos días.
    Tengo en mi poder desde hace muchos años un cuadro, que no se como explicarlo, no es pintura, mas bien parece una cuadro litografiado, ¿esto tiene algún valor?
    Es un Arlequín de Picasso, Pierrot.
    ¿me pueden decir algo sobre el particular?
    Gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *