El Blog del museo Picasso de Barcelona

¿Quién era la enigmática Margot?

Pablo Picasso realizó su segundo viaje a París en junio de 1901 para preparar una exposición de su obra reciente, junto al pintor vasco Francisco Iturrino, en la Galería Vollard. Organizada por el joven marchante catalán Pere Mañach, la muestra se inauguró el 25 de junio.

Margot

Pablo Picasso. La espera (Margot). 1901. Óleo sobre cartón. MPB 4.271

Los óleos presentados se caracterizan por un colorismo exaltado, aplicado en algunos casos con pinceladas gruesas y escindidas, dejando a la vista el soporte desnudo, y en otros casos mediante superficies uniformes delimitadas por un trazo de pintura oscura que evita la disolución de la forma, en un personalísimo estilo que deja ver la huella de Toulouse-Lautrec, Van Gogh, Cézanne y Gauguin. La temática abarca desde temas cotidianos hasta los personajes de la vida bohemia y nocturna, especialmente “las cortesanas en el café y el teatro”, según las palabras del crítico Gustavo Coquiot en  el artículo sobre la exposición publicado en Le Journal del 17 de junio de 1901.

Sin duda, la obra La espera (Margot), colgada en la Sala 7 del museo, es una de esas cortesanas. Pero ¿sabemos quién era esta enigmática mujer escandalosamente maquillada y de mirada velada?

En una visita a Picasso en noviembre de 1968, Gustau y Anna María Gili preguntaron al artista si podía identificar a la protagonista de esta pintura. Picasso les respondió que la recordaba vagamente como una mujer que veía en el café.

De hecho la pintura no se ha llamado siempre igual. Tanto Pierre Daix como Palau i Fabre la han identificado como la Morfinómana que aparece con el número nueve en el listado de obras de Vollard. No obstante, a partir de este momento empieza a aparecer con diferentes nombres. En el inventario de la adquisición Plandiura (1932) aparece como La espera (Margot), pero ese mismo año Christian Zervos la titula Pierreuse, la main sur l’epaule, haciendo referencia al nombre “pierreuse” que se daba a las prostitutas que ejercían en la calle. Muchos autores repetirán el nombre otorgado por Zervos en el catálogo general de la obra de Picasso, mientras otros la han llamado Mujer maquillada, Dona vermella o Figura de mujer. Finalmente, en las últimas publicaciones sobre Picasso se restituye el nombre La espera (Margot).

Malén Gual
Conservadora de la Colección

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *