El Blog del museo Picasso de Barcelona

Atraer a donantes y coleccionistas: el caso del Portland Museum of Art

Recientemente hemos recibido a Mark Bessire, director del Portland Museum of Art, para hablar en el seminario sobre coleccionismo y patrocinio organizado por el museo y la Fundación Godia. Aunque su experiencia en la recaudación de fondos pertenece a un entorno cultural y económico muy diferente, no sólo fue esclarecedora, sino que también nos dio consejos útiles sobre cómo entender la relación entre los donantes y las instituciones, por lo que le pedimos que nos dejase publicar su presentación en nuestro blog.

La Portland Society of Art fue fundada por artistas en 1882. Aunque la mayoría de museos americanos fueron fundados por empresarios que aspiraban a ganar sofisticación europea y llevar la educación cultural a los estadounidenses, a nosotros nos fundaron personas que querían hacer arte y mostrarlo a su comunidad.

Primer edificio de la Portland Society of Art

Primer edificio de la Portland Society of Art

En 1980, Charles Shipman Payson donó una colección de pinturas de Winslow Homer a la Sociedad. Hoy en día, Winslow Homer es el artista americano más famoso y querido de todos los tiempos. La Portland Society of Art aprovechó el regalo para usarlo como colateral y así abrir una nueva ala en el edificio, el ala Payson, en 1983. Cuando el ala Payson abrió, la sociedad se convirtió en el Portland Museum of Art. Si el señor Payson no hubiese dado su colección de obras de Homer, la sociedad no se habría podido convertir en el Portland Museum of Art.

Winslow Homer, Weatherbeaten, 1894, óleo sobre lienzo

Winslow Homer, Weatherbeaten, 1894, óleo sobre lienzo

Edificio Shipman Payson Building

Edificio Charles Shipman Payson

A raíz de esta donación y de la creación del Portland Museum of Art como la institución que es ahora, muchas familias y coleccionistas han dado sus colecciones al museo: Isabelle y Scott Black, David y Eva Bradford, Hamilton Easter Field, Elizabeth B. Noyce, y Joan Whitney Payson, entre otros.

Para albergar estas colecciones, empezamos a adquirir propiedades que nos permitieran crecer y a su vez, atraer a nuevos coleccionistas. Para apoyar nuestra gran colección de Winslow Homer, recientemente adquirimos su estudio (a 15 minutos del museo, a la orilla del Océano Atlántico) y lo restauramos a su estado original de 1900. La “Campaña del estudio de Winslow Homer” tenía como objetivo recaudar 11 millones de dólares para esta adquisición, que junto con nuestra colección de obras del pintor, nos convierte en “el museo” para comprender mejor al propio artista.

Para llevar a cabo la “Campaña del estudio de Winslow Homer”, necesitábamos crear las condiciones favorables para atraer a donantes privados y fundaciones. Necesitábamos un presupuesto equilibrado y diversificado, una dotación fuerte y un compromiso con el conocimiento académico y la educación. También nos comprometimos a recaudar cerca de la mitad de los fondos fuera de nuestra área geográfica, de modo que la campaña tuviese como resultado una base de patrocinadores más amplia.

Aspectos destacados de la “Campaña del estudio de Winslow Homer”: 11 millones de dólares
57%  de patrocinadores del estado de Maine, el 43% de otros estados
3 millones de dólares de fundaciones
4,5 millones de dólares de  patrocinadores individuales
1 millón de dólares de miembros del museo
2,5 millones de dólares de la Junta Directiva (100% de participación de la Junta)
Sólo 20.000 dólares de fuentes gubernamentales

Del total recaudado, se destinaron 3 millones de dólares al fondo económico del museo, lo que en los EUA se conoce como “endowment”.

El estudio de Homer, cuando se compró en 2005El estudio de Homer, después de su restauración

El estudio de Homer, cuando se compró en 2005 | El estudio de Homer, después de su restauración

Vista interior del estudio de Homer

Vista interior del estudio de Homer

Ahora que ya hemos pasado cinco años creciendo y preparándonos para el futuro, nos estamos embarcando en una iniciativa de recaudación a tres años para digitalizar nuestra colección, reinstalar todo el museo y crear un nuevo plan para colección, con el objetivo de buscar colecciones privadas.

Para que esto suceda, necesitamos crear las condiciones favorables, al igual que con nuestra campaña para el estudio de Homer. Hemos descubierto que, además de la calidad de la colección de un museo, los coleccionistas actuales están interesados en los siguientes criterios cuando consideran una donación:

  1. plan estratégico para el futuro
  2. dotación (endowment) fuerte
  3. Junta Directiva activa
  4. el conocimiento académico y la educación generados por el museo
  5. compromiso de exponer el arte donado
  6. y muy importante, un presupuesto equilibrado y diversificado; la responsabilidad fiscal es vital para la creación de una colección.

Misión y Visión: Visión artística, Winslow Hommer, Gobierno y Junta de Desarrollo, Futuro financiero, Desarrollo y Asuntos exteriores

Es un mercado muy competitivo, y los museos no tienen, simplemente, los fondos necesarios para ampliar sus colecciones: cada vez somos más dependientes de los coleccionistas para construirlas. En el clima actual, la responsabilidad fiscal es un factor clave para los coleccionistas cuando evalúan la calidad de un museo para sus colecciónes.

Mark H. C. Bessire
Director del Portland Museum of Art

Enlaces relacionados
Arte y mecenazgo: de la colección privada al patrimonio público, y los aspectos legales que lo hacen posible

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *