El Blog del museo Picasso de Barcelona

40 años trabajando en el Museu Picasso

Se dice pronto y es toda una vida. Margarita Ferrer se va del museo y todo el equipo hemos querido acompañarla en la fiesta de despedida. Los compañeros actuales y muchos otros momentos, de la casa y de fuera, del mundo de los museos y de la fotografía, más su familia, claro.

Como director actual y en nombre también de las directoras anteriores, quiero agradecer muchísimo el buen trabajo, la dedicación y la estima que Margarita ha volcado en el museo.Como gesto simbólico me complacerá mucho entregarle el carnet número 1 del Círculo de Honor del Museu Picasso. Ella ha sido testigo y miembro activo de la mayor parte de la vida del centro. Gracias, Margarita, vuelve siempre que quieras a esta tu casa.

Pepe Serra

Director

A continuación reproducimos las palabras de Margarita, acompañadas de fotografías del acto.

«Ha llegado el día ¡y la verdad es que me siento muy feliz y emocionada! Ciertamente es un momento decisivo en mi vida pero, a partir de ahora, haré un montón de cosas que me gustan e interesan.

He trabajado durante 40 años en el Museu Picasso y aunque me parece que el tiempo ha pasado muy rápido, cuando hago un repaso mental de estos años me doy cuenta que han pasado muchas cosas y que, efectivamente, ha sido un denso y largo período.

Fiesta Marga Fiesta Marga

Todos los compañeros reunidos en la sala de Las Meninas, minutos antes de empezar | Pepe y Margarita comentando las dedicatorias de todos los compañeros

He tenido la suerte de vivir en primera fila la recuperación de la democracia, las primeras grandes manifestaciones, la llegada de Tarradellas, las primeras elecciones, los Juegos Olímpicos y un montón de cosas más, pero… sobre todo, el desarrollo del Museu Picasso que de la mano de Maite Ocaña, durante más de 20 años, ha llegado, paso a paso a convertirse en un museo de referencia mundial.

Fiesta Marga Fiesta Marga

La hora de los aplausos | Reyes en acción

Cuando yo entré en marzo del 70, justo había tenido lugar la gran donación de Picasso a la ciudad de Barcelona, lo que propició que mi destino fuera el Museu Picasso. Allí me encontré con Helena Martorell y juntas iniciamos nuestro encuentro con Picasso, primero en el Museu d’Art Modern, en el parc de la Ciutadella; juntas fuimos a recoger las obras de Picasso a la casa de su hermana Lola en el Passeig de Gràcia, y su traslado al Museu d’Art de Catalunya donde en “La Nassa” estábamos, todos, encerrados y rodeados de picassos. Allí se restauraban, enmarcaban, catalogaban, fotografiaban y se preparaban para su traslado al ampliado Museu Picasso. De aquella época tengo un maravilloso recuerdo, del Sr. Ainaud, María Julia, de Cecília Vidal, Montserrat Rogent, de María Luisa Sainz de la Maza, de Pradell, Xarrié, Porta, entre otros.

Durante todos estos años hemos trabajado mucho, muchísimo… pero también ¡nos lo hemos pasado estupendamente! Todos hemos contribuido a la formación del Museu Picasso y aunque fuéramos “cuatro gatos”, estábamos llenos de ilusión y formábamos un gran equipo en el que todos teníamos el mismo objetivo y las mismas ilusiones.

Fiesta Marga Fiesta Marga

Abriendo regalos, con Malén y Marta. De reportera, Núria | Hojeando el álbum de fotos

Poco a poco fuimos creciendo. Llegó Antonio, después Maite, Malén, Núria, Conchi, Lluís, Ángel, Anna… Sonia. Un poco más tarde Margarida, Manel, Isa, Reyes, Montse, las Martas….

Veo a mis compañeritas del museo, Cristina, Tote, MariEli, Mercè y Rosa Maria. A Pilar Vélez, que te iniciaste en el Museu Picasso. Y a los colaboradores de mi mundo fotográfico, a los que siempre os pedía favores y siempre corriendo y que nunca me habéis fallado: Rosa, Jordi, Ramon, Martí y los nenes Gasull. Muchas gracias a todos.

Fiesta Marga Fiesta Marga

Con Maite Ocaña | ¡No podía faltar la empanada de la Conchi!

Los años fueron pasando, hasta que a Maite se le ocurrió irse a “la Montaña” y llegó la nueva dirección con nuevos proyectos e ilusiones. Las oficinas quedaron pequeñas y la juventud ha irrumpido en ellas, por eso creo que el relevo me ha llegado en el momento oportuno, ya que como bien dice Pepe, cariñosamente, “pertenezco a la memoria histórica del Museu” y ahora es vuestro momento, os agradezco muy sinceramente vuestra acogida y amistad, pero… no olvidéis que sois unos privilegiados, por poder trabajar en el Museu Picasso.

Muchas gracias a todos por acompañarme en este día tan significativo para mí. Un beso muy fuerte.»

Margarita Ferrer

0 Comentarios
  • Jaume Maymó
    julio 12, 2010

    benvolguda MARGARITA,
    Divendres passat varem trobar-nos pel carrer quan sorties del museu i ara volia felicitar-te per la teva \»memòria\» professional, pel treball desenvolupat al museu. Segur que tornarem a coincidir, pel carrer montcada. Molts records i una forta abraçada.

  • Malén
    julio 12, 2010

    La Margo té raó. És un privilegi treballar al Museu Picasso, com també és un privilegi haver-la conegut i compartir tantes i tant bones experiències amb ella.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Captcha: *